Decoración nórdica – las mejores ideas escandinavas

El minimalismo puede ser más o menos tendencia cada año, pero hay una variante de este tipo de diseño de líneas limpias que nunca pasará de moda: la decoración de interiores estilo nórdica. No es poca cosa poder elegir los diversos elementos que componen una decoración, mientras logramos que el espacio se sienta acogedor.

Decoración nórdica

El estilo es muy popular porque crea entornos acogedores y cómodos. ¿Quieres conseguir el estilo por el que los países nórdicos son tan conocidos? Toma nota de estos hermosos espacios que te mostraremos a continuación.

Juega con la luz natural

El diseño de interiores nórdico es conocido por sus paletas de colores neutros, acentos acogedores y muebles modernos. Los diseños suelen jugar con la luz natural, que es un elemento muy preciado en los países nórdicos.

Agrega contraste

Los altos contrastes son el sello distintivo del diseño de interiores nórdico. En este comedor completamente blanco, los muebles escultóricos de un negro austero ayudan a crear una declaración dramática e impactante. Los muebles modernos también contrastan con los detalles arquitectónicos ornamentales que son comunes en los edificios históricos del norte de Europa.

Escoge muebles modernos

Incluso en espacios contemporáneos de nueva construcción, el mobiliario moderno es clave. Las mesas tulip y las sillas swan se complementan con acentos de madera clara y ricos tonos de cuero coñac. Las ramas escultóricas también ayudan a que el espacio se sienta más orgánico.

Elige colores apagados

En este apartamento de la ciudad de Nueva York, la diseñadora de interiores Tali Roth adoptó su propia versión del estilo nórdico. Una lámpara de mesa Flos al estilo de George Nelson se encuentra sobre una mesa de espejos de forma cúbica. Los colores son tonos apagados de topo, marfil y salvia. La fotografía en blanco y negro, las ramas de olivo y un pequeño cuenco de latón sirven como acentos decorativos minimalistas.

Incorpora arte llamativo

El arte a menudo se encuentra en múltiples gráficos, como en esta serie de cuadros. En el comedor, los muebles a menudo se mantienen simples: sillas de mediados de siglo y una mesa minimalista. Las velas son el sello distintivo del estilo Hygge y, a menudo, vienen en simples candelabros de latón.

Acogedor

Hablando de hygge, los daneses intentan incorporar esta filosofía en todos los aspectos de su decoración: hazla lo más acogedora y cómoda posible. En este pequeño espacio, la cama deshecha se empuja contra la ventana y para que no ocupe todo el espacio. Una alfombra peluda brinda calidez.

Mezcla texturas

Este salón cuenta con muebles sencillos de líneas limpias y tonos grises apagados, que fácilmente pueden sentirse fríos y poco atractivos. Pero con fotografías impactantes y una acogedora mezcla de texturas, como la manta de piel de oveja y la alfombra kilim, se siente acogedor.

Chimenea en una esquina

Se sabe que los hogares nórdicos tienen chimeneas en la esquina de una habitación, no centradas en una pared. Por lo tanto, la disposición de los asientos a menudo se diseña en consecuencia. Las sillas decorativas más pequeñas se colocan más cerca de la chimenea, mientras que los sofás generalmente se colocan en el centro de la habitación, dejando espacio para caminar detrás.

Usa madera clara

Los tonos claros de madera y los tonos sepia son populares en el diseño de interiores nórdico porque hacen que una habitación se sienta soleada y luminosa sin usar colores brillantes abrumadores.

Usa capas de ropa de cama

Los suecos y los daneses son expertos en colocar capas de ropa de cama de la manera más acogedora. Esto a menudo incluye una combinación de sábanas de lino, mantas de lana y una pequeña colección de almohadas decorativas, a menudo en tonos apagados tono sobre tono. La iluminación icónica también es común en las habitaciones nórdicas, a menudo utilizando el accesorio de techo y la lámpara de noche para hacer una declaración moderna.

Agrega toques de color

Cuando se usa el color en los interiores nórdicos, a menudo es en pequeñas explosiones o en tonos brillantes, casi en un estilo de galería. Por ejemplo, en esta sala de estar luminosa, una base neutra cobra vida con sillas de color, mientras que el verde de las hojas brindan una intensa explosión de color.

Mezcla estilos

Aunque se inclinan más hacia el lado moderno, los interiores nórdicos a menudo presentan una combinación de períodos y estilos para hacer que un espacio se sienta acogedor. En este comedor, una cuadro pintado a lápiz en blanco y negro, se combina con lámparas colgantes de color bronce estilo vintage. Cuelgan sobre la mesa de comedor de color negro austero.