Decoración de interiores 2020 fotos ideas y tendencias

La decoración de interiores de una casa o un apartamento puede ser una tarea divertida, y encontrar el estilo perfecto para hacer que el espacio se vuelva cómodo y atractivo, no es tan difícil.

Decoración de interiores

A continuación te mostramos muchos ejemplos y tendencias de decoración de interiores modernos y contemporáneos.

Menos es más

Si realmente quieres una casa moderna, pregúntate qué puede ser eliminado, lo que puede ser almacenado y retirado de la vista, y qué elementos no son esenciales y a continuación, organiza de acuerdo a las prioridades.

Debes ser consistente con este proceso, y volver a cada habitación cada pocos meses y observarla con nuevos ojos. Seguramente encontrarás que hay más para simplificar. Para asegurarte de que las superficies permanecen limpias, dar a todo un lugar especial.

Por esta razón, lo que realmente vale la pena es comprar calidad sobre cantidad e invertir en los clásicos que realmente van a resistir el paso del tiempo, y su nivel de interés permanecerá. Las compras impulsivas en artículos de moda no pertenecen al estilo moderno. Elige las piezas bien hechas que se construyen para durar, para resistir el uso diario.

Mezcla de nórdico y japonés

El estilo escandinavo y el japonés son ya de por si bastante minimalistas, simples y funcionales. Y la función de ambos, conocido como estilo japandi, también lo es. El color blanco domina todos los ambientes, la madera natural, los materiales y formas orgánicas con toda la influencia de los grandes diseñadores nórdicos y japoneses de los 50′ son sus características principales.

Grandes ambientes de espacios abiertos e iluminados, cómodos. El mobiliario de diseño de líneas puras, combinan lo tradicional con lo moderno priorizando siempre lo funcional.

Personalidad

Últimamente la tendencia más marcada en diseño y decoración de interiores se ha enfocado en la personalización de los espacios. Es decir, tener en cuenta el estilo personal a la hora de crear nuestro hogar, sin ceñirnos tanto a la corriente principal, o a lo que opinan los expertos sobre las últimas tendencias.

Incentivar la creatividad mediante la búsqueda de la propia expresión personal se ha vuelto el estilo principal de la mayoría y en esto ha influido en gran medida las posibilidades que nos ofrece Internet. El tener acceso a tanta información, nos permite conocer nuevas posibilidades.

Además de encontrar los productos online, accedemos a ideas y modelos inspiradores del mundo entero con un simple click. Esto nos permite definir los matices de nuestro estilo personal, nos ayuda a afinar nuestra sensibilidad estética y a confiar en nuestras preferencias y no a seguir simplemente la corriente de las mayorías.

Es así que resurge por ejemplo, la moda vintage, los ambientes cálidos pero a la vez modernos, de líneas simples y elementos de diseño que se inspiran en la naturaleza.

Por ejemplo, descubrimos los interiores de esta arquitecta rusa, Ekaterina Voronova. Esta joven arquitecta que reside en Dublin, Irlanda, se especializa en diseñar interiores que reflejen las necesidades y la personalidad de sus ocupantes, optimizando la economía y la funcionalidad sin descuidar los detalles.

Sus interiores integran los estilos clásicos de diseño del siglo 20, muebles a medida, y ambientes personalizados, combinando lo nuevo con lo viejo en perfecta armonía.

Colores

Blanco con detalles negros

Este dormitorio está diseñado principalmente en blanco y negro, que nunca falla, con  algunos toques de color en los cojines.

La decoración es mínima y sencilla, la habitación luce muy luminosa, pintada de blanco y con varias ventanas que suministran suficiente luz natural. Un buen armario ayudará a guardar un montón de cosas y también hará que el espacio se vea ordenado. El suelo con una suave alfombra completan el diseño para hacer que este apartamento se sienta cálido y acogedor.

Grises y beiges

El protagonista de este ambiente es el sofá color chocolate, que realmente luce muy confortable y que además hace juego con la pared que tiene detrás. Una paleta de colores neutros, que luciría un tanto apagada si no fuera por la gran cantidad de luz que entra por las ventanas y la espléndida vista a los árboles.

Esto si es decorar con lo mínimo. Decoración contemporánea donde el color juega el rol principal, balanceando el diseño en forma plástica, estéticamente puro y hermoso.

Toques de color

Los tonos apagados son la regla en la actualidad. ¿Por qué? Son tan limpios y frescos que inspiran una gran sensación de calma. Pero esto no significa que debamos renunciar al color. Los matices amarillos dan un aspecto más cálido, mientras que los matices azules dan un aspecto más nítido, y se pueden utilizar para realzar ciertos elementos.

Si deseas introducir un poco de color, asegúrate de elegir tonos puros que se fusionan bien con los neutrales, como los marrones terrosos, azules y verdes.

Utiliza colores inspirados en la naturaleza para pintar paredes, pintar ventanas, para la ropa de cama o demás objetos de decoración. Tonos neutros como blancos, bronceados y beige siempre funcionan bien en interiores, se sienten naturales y limpios. Los azules son refrescantes como el agua y el cielo. Los amarillos dan luminosidad como la luz del sol y las flores frescas. Toda la gama de verdes y colores tierra.

Materiales naturales

El contacto con la naturaleza es indispensable y se ha vuelto cada vez más lejano en nuestra vida cotidiana viviendo en grandes ciudades. Hemos perdido el contacto con el cielo, la tierra, el agua y todos los elementos que encontramos al aire libre que nos hacen sentir frescos, relajados y uno con la tierra.

¿Cómo podemos incorporar estos elementos de la naturaleza de nuevo en nuestra vida? La mejor forma es incorporarlos en el interior de nuestras casas. La manera más obvia, es por medio de plantas, pero no la única, también puedes utilizar otros elementos que se encuentran en la naturaleza en tu decoración: piedra, madera, conchas de mar, recipientes con arena de playa, madera o paja. O también puedes añadir fotografías o murales de estos elementos, si no tienes los elementos reales a mano.

Las fibras naturales con diferentes texturas y diseños como ser: mimbre, ratán, el cáñamo o el yute también son una muy buena opción. Puedes elegir estos materiales para tus muebles o para los accesorios de decoración como alfombras, cestas o lámparas para crear un oasis relajante en tu hogar.

Utiliza revestimientos naturales para el suelo. Los suelos de madera, corcho o bambú se verán mucho más cálidos y acogedores bajo tus pies que los revestimientos artificiales.

La naturaleza tiene un atractivo indiscutible y como decíamos anteriormente es de vital importancia integrarla a nuestra vida cotidiana. La vida en las grandes ciudades nos aparta del contacto directo con elementos naturales, para contrarrestar esto intentemos llevar el exterior al interior de nuestras casas. Una de las tendencias en decoración interior, es decorar con estampados florales, botánicos o con animales.

Nada más acogedor que un sillón con muchos cojines y una alfombra. Para completar el conjunto un florero con unas flores sobre una mesa auxiliar. Este cálido rincón que parece que nos está invitando a ponernos unas zapatillas y sentarnos cómodamente a tejer.

Estimula los sentidos con aromas de la naturaleza con maderas, incienso o esencias florales. Los sonidos de lluvia, viento o playa se utilizan mucho en los spa de lujo para que el cuerpo se sienta relajado y en armonía con la naturaleza. Este mismo método puedes utilizar en casa. Y por último, escoge siempre materiales ecológicos, en ropa de cama, toallas, productos de limpieza, e incluso en la pintura. Te sentirás más cerca de la naturaleza, y el planeta te lo agradecerá.

Iluminación natural

Es fundamental que la luz natural inunde todos los ambientes, coloca cortinas más livianas o visillos y permite que la luz transforme los espacios.

El comedor integrado al salón es la mejor solución para que un departamento se vea y se sienta más amplio. La buena iluminación es otra de las claves para crear ambientes acogedores y espaciosos. Abre las ventanas para respirar aire fresco, apaga el aire acondicionado de vez en cuando y dejar entrar la brisa. Como seres humanos, necesitamos aire fresco para sentirnos vivos y en paz.

Lo ideal es que todas las ventanas tengan una hermosa vista. Si han crecido arbustos que bloquean la vista, es hora de podarlo. Aprovecha al máximo la vista al jardín, a la piscina o simplemente a los niños jugando en el patio.

Facebooktwitterpinterest