Cortinas modernas 2022 de moda – tendencias

Las cortinas son un elemento importante en la decoración, aunque es muy común que no se les de importancia. Los materiales, diseños y tipos de cortinas modernas son muy variados en la actualidad, y pueden ayudarte a mejorar la decoración del hogar. Te mostraremos a continuación varias ideas de cortinas modernas que están de moda.

El tratamiento que se le de a una ventana no solo puede cambiar y mejorar la apariencia de cualquier habitación. También brindan intimidad, permiten regular la cantidad de luz natural, y son fundamentales a la hora de ahorrar energía manteniendo el ambiente fresco o cálido dependiendo de la época.

Cortinas modernas

Si bien es cierto que es una decisión muy personal, también hay que pensar en los detalles como la luminosidad, la sensación que ofrecen y la decoración del espacio, por eso a continuación te mostramos un montón de posibilidades.

Diseños de cortinas modernas

A la hora de elegir las cortinas, tienes una gran variedad donde elegir, con colores sólidos o estampados, más grandes o más pequeñas, diferentes diseños y materiales y con multitud de detalles más para adornar tu casa. A la hora de elegirlas, debes tener en cuenta que deben conservar la armonía de cada habitación.

Una de las opciones es colocar dos capas superpuestas. El textil que va contra el cristal ha de ser vaporoso y traslúcido y el otro más grueso y opaco, esto es lo ideal. Según el material de la primera dependerá la luminosidad. Con respecto a la segunda, las telas gruesas y pesadas son buenas para un aislamiento térmico en invierno, además de que bloquean completamente la luz natural y brindan intimidad.

También nos encontramos con las cortinas venecianas. Esta opción es muy práctica, ya que puedes regular fácilmente la luz que entra del exterior.

Los estores plegables son funcionales a la vez que dan un carácter romántico.

Hay cortinas de estilo romano con poleas que fruncen el tejido, tienen un aspecto rústico y natural. Su característica principal es lo económicas que son y también dan un toque interesante a la habitación.

Sencillas también son las guardamalletas o cenefas, que pueden ir solas o junto a una cortina más larga. Hay quien prefiere cenefas plisadas de tela más opaca que la de la cortina. Si levantas una cortina en dos cintas en forma de drapeado en el centro puedes lograr un estilo romántico.

Otra opción menos arriesgada pero muy bonita es un rectángulo simple como vemos en la imagen inferior.

Otro estilo lo encontramos en las cortinas de bambú, dando un toque interesante a la casa.

También están de moda las cortinas japonesas, que son paneles verticales.

Abajo vemos otro estilo de paneles japoneses, hechos a mano. Una opción económica, fácil de hacer, pero muy decorativa.

Color, estampado y textura

En cuanto al color de las cortinas dependerá del gusto personal, puede ser un color contrastante con las paredes y el resto de la decoración, o puede ser del mismo tono. Diferentes tonos del mismo color pueden ser una opción muy elegante.

También existen estampados floreados, geométricos, o de diversas formas interesantes. Puedes jugar con las texturas de las cortinas y el resto de los elementos decorativos. En l aimagen de abajo se han combinado varios tipos de estampados, texturas, y colores contrastantes.

A veces es mejor combinar el color, diseño o textura de las cortinas con algún mueble u otro objeto en la decoración para que no resulte agobiante. También debes asegurarte que el revestimiento de todas las ventanas de la casa tengan cierta continuidad, de modo que haya un aspecto continuo cuando se mira desde el exterior.

Si quieres que entre luz en la habitación puedes utilizar cortinas de tejidos livianos. Con las telas pesadas y opacas, lograrás intimidad y oscuridad.

Muchas veces las cortinas que ya vienen prontas, no cubren todos los requerimientos, ya sea por los tamaños o por los diseños, y esto nos enfrenta a muchas limitaciones al momento de elegir. Escoger tu propia tela para las cortinas te permite además realizar cojines o cubrir una silla con el mismo material.

Hacer tus propias cortinas es una gran forma de ahorrar dinero y obtener exactamente lo que quieres desde el punto de vista del diseño. Su elaboración es bastante sencilla y no se requiere demasiada habilidad para diseñarlas y coserlas.

Para cocina

La cocina se puede convertir en un espacio acogedor, elegante y moderno, si se tienen en cuenta algunos detalles. Una de las maneras más sencillas de mejorar su decoración es la utilización de unas bonitas cortinas.

Puedes optar por estampados alusivos a lo culinario como vegetales o frutas, pero hoy en día también se puede recurrir a los colores sólidos, que contrasten ligeramente con el color de las paredes o que sean del mismo tono.

En cuanto a la elección de cortinas para la cocina, además de ser bonitas y que combinen con la decoración, hay que tener en cuenta que requieren más limpieza que las de otros espacios del hogar.

Están continuamente expuestas al humo y a la grasa que se desprende al preparar los alimentos, por lo que tienen que ser de materiales fáciles de lavar y también anti inflamables.

Para salón

Cuando intentamos renovar la decoración del salón, pero no tenemos mucho presupuesto o básicamente solo queremos agregar un detalle más, podemos recurrir a las cortinas. Pueden ser una muy útil herramienta en decoración. Por ejemplo, para hacer parecer una ventana más grande o para ocultar algún tipo de imperfección.

Este agregado de la decoración puede resultar en toda una visión diferente del salón o cualquier ambiente del hogar con solo aplicar otro color, otras texturas y otro estilo de cortinas.

Puedes aprovechar unas largas cortinas desde el techo al suelo para dar la sensación de un espacio más grande.

Cuando el techo es demasiado bajo, lograrás mejorarlo montando las cortinas lo más cerca posible del techo como sea posible, esto contribuirá a hacer que el techo parezca más alto. Si no vives en un espacio pequeño, puedes utilizar unas cortas y más reducidas.

Infantiles o para bebes

Cuando se espera un bebé o tiene ya la bendición de tenerlo en casa, queremos darle todas las comodidades necesarias para su bienestar. Pero además no podemos evitar darle una gran importancia al aspecto visual y estético. Sobre todo las mamás primerizas empiezan a dudar de lo que es mejor o quedará más bonito en el cuarto del niño.

Es verdad que son muchos los detalles a tener en cuenta y la organización de la habitación del bebé o niño es importante, pero hay que dejar las indecisiones de lado y poner manos a la obra.

Uno de los aspectos que se deben cuidar es el de la iluminación y en este, las cortinas, juegan un papel fundamental. Si la habitación tiene luz natural se deberán escoger bien las cortinas para poder regular su intensidad. También se debe escoger bien el color, para que combine con el resto del mobiliario. Las cortinas con motivos infantiles son muy bonitas, pero no se debe sobrecargar la habitación, pues esta le debe transmitir tranquilidad al pequeño.

Hay gran variedad a la venta, pero si se tiene ganas de que sean realmente originales y se tienen nociones de costura se pueden hacer, es ideal para aprovechar los momentos del embarazo en los que hay que hacer reposo, y después contarle al niño que las hizo su mamá.